En México, la inseguridad sigue siendo un problema grave, por esa razón es necesario tomar medidas para la protección del hogar, donde los sistemas automáticos como los portones eléctricos son una solución para cuidar la entrada de la casa.


Aunque nada puede ser 100 por ciento seguro, debido a que los delincuentes siempre están pensando nuevas formas de violar una propiedad, un portón automático te ayuda a que ganes tiempo -en caso de una intromisión -  para que hables a las autoridades o a la compañía con la que tengas contratado un servicio de seguridad privada.


Las ventajas de un portón automático no solo se limitan a la seguridad, también es un sistema cómodo para que metas tu automóvil sin bajarte de la unidad, y de forma rápida tengas acceso cuando llegues o salgas de tu casa.


El control remoto para abrir el portón también es configurado con un código que solo tú y tu familia pueden tener. Nadie más con otro dispositivo parecido podría abrir tu puerta.


Los motores que abren y cierran los portones comúnmente duran mucho tiempo y con mantenimiento pueden ser operables por varios años.


El presupuesto para tener un portón automático es variable y obviamente para muchas personas podría parecer caro, pero la realidad es que es una inversión que vale la pena para que tengas seguridad y confort.


En Gler instalamos tus portones eléctricos. Comunícate.