El cristal templado  es un vidrio cuatro o cinco veces más resistente a los que se fabrican comúnmente, aunque  a primera vista se vea igual.

La forma en que es fabricado, hacen posible que  adquiera propiedades para trabajar como pieza estructural, es por eso que los cristales de este tipo están más presente en las tendencias arquitectónicas de edificios o construcciones, donde se cubren grandes claros con vidrio templado.  

Un elemento totalmente característico del cristal templado es su alta resistencia y esta se ve cuando se fractura por un accidente, ya que se quiebra en pequeñas partículas de aristas redondeadas,  las cuales protegen a una persona que esté cerca, algo que no pasa con un cristal normal que se fragmenta en pedazos filosos-cortantes, bastante peligrosos.

Estos son los usos que se le da al cristal templado, donde se ve su versatilidad:

  • Puertas de acceso
  • Mobiliario
  • Cristaletas
  • Canceles para baño
  • Fachadas suspendidas
  • Ventanas
  • Escaparates
  • Comercios y espacios públicos
  • Superficies, entre otros.

No lo piense más, si requiere seguridad, durabilidad y diseño, un cristal templado puede ser le mejor opción para sus instalaciones. Adquiéralos en Gler